lunes, 6 de abril de 2009

*La Maestría del Amor*


Actualmente, y en mí afán de amueblar mi cerebro y de conocerme cada día más, he iniciado el libro LA MAESTRIA DEL AMOR. Y leyendo me di cuenta de que debo (es mas, tengo la obligación) de compartir esto con ustedes.

Este increíble tutorial hace alusión a que cada uno de nosotros en mayor o menor medida somos maestros ya que somos capaces de dirigir nuestra propia vida. Tenemos el poder de CREAR. Nuestro poder es tan fuerte que cualquier cosa que decidamos creer se convierte en realidad.

Practicamos toda nuestra vida para ser quienes somos y lo hacemos tan bien que nos convertimos en MAESTROS DE LO QUE CREEMOS SER. De esta manera nos convertimos en maestros de los celos, en maestros de la tristeza o en maestros del auto-rechazo. Toda nuestra desdicha y nuestro sufrimiento tienen su origen en la práctica.

Pero así como tenemos por costumbre convertirnos en maestros de estas cosas negativas podemos darle un giro a nuestra vida convirtiéndonos en MAESTROS DEL AMOR. Y esto solo se logra cuando lo pones en práctica, perfeccionándote cada día corrigiendo errores, enderezando cosas torcidas y doblando aquellas que están muy rígidas.

Pero para lograr esto debemos tener un conocimiento mas puntual de cómo funcionamos los seres humanos.

Ilustremos un poco la historia con este ejemplo: Imagínate que vives en un planeta donde todos los habitantes tienen una enfermedad de la piel, que cuando se tocan DUELE. El dolor es tan intenso que cuando tocas a alguien, la persona se enfada y toca la tuya, solo para desquitarse. Durante años esta gente ha sufrido de la misma enfermedad a tal punto que hasta los libros de medicina lo dan por sentado. Al nacer la piel esta sana, pero a los 3 o 4 años de edad empiezan a aparecer las primeras heridas, y en la adolescencia cubren todo el cuerpo.

Imagina ahora que un día despiertas y tu piel esta totalmente curada!!! Pero ahora hay un problema no puedes tocar a nadie porque les duele y nadie te toca a ti porque creen que te dolerá.

Si eres capaz de imaginarte esto, podrás comprender que si viene alguien de otro planeta tendrá una experiencia similar con nosotros los seres humanos. Pero no es nuestra piel la que esta llena de heridas, lo que el visitante descubrirá es que LA MENTE HUMANA padece de una enfermedad que se llama MIEDO. Al igual que los habitantes de ese planeta, nuestro CUERPO EMOCIONAL ESTA LLENO DE HERIDAS, infectadas por el VENENO EMOCIONAL.

Todos los seres humanos padecemos de la misma enfermedad mental, hasta podríamos decir que este mundo es un Hospital mental.

Los seres humanos vivimos con el miedo continuo a ser heridos y esto da origen a grandes conflictos donde quiera que vayamos. Pues extrañamente aunque sabemos que relacionarnos provoca dolor seguimos iniciando relaciones, casándonos y teniendo hijos.

Debido a nuestro miedo a ser heridos nos creamos una barrera muy sofisticada para protegernos: EL SISTEMA DE LA NEGACION. En este sistema nos convertimos en unos perfectos mentirosos. Mentimos tan bien que nos mentimos a nosotros mismos, e incluso NOS CREEMOS NUESTRAS PROPIAS MENTIRAS!!!

Cuando un ser humano nace, su mente y su cuerpo emocional están COMPLETAMENTE SANOS. A los 3 o 4 años comienzan a aparecer las primeras heridas en el cuerpo emocional y se infectan con veneno emocional. Pero si nos fijamos en estos niños, veremos que cuando algo va mal se defienden y reaccionan pero al momento se les olvida y vuelven a centrar su atención en el momento presente Y SIGUEN JUGANDO, EXPLORANDO Y DIVIRTIENDOSE.

Viven el momento, NO se avergüenzan del pasado ni tampoco piensan en el futuro. Esto fue lo que nunca debimos dejar de ser: NIÑOS INOCENTES.

Pero que fue lo que paso? Que cuando éramos niños ya los adultos padecían de esta enfermedad y fue esto lo que aprendimos. Lo que llamamos educación no es más que LA DOMESTICACION DE UN SER HUMANO.

Al principio tenemos miedo a ser castigados por nuestros padres o a no recibir una recompensa por algo que debemos hacer de tal o cual forma. De ahí nace el miedo nuestro a NO SER ACEPTADOS O DE SER RECHAZADOS POR LOS DEMAS. Entonces empezamos a crear UNA IMAGEN. Aprendemos a fingir que somos lo que no somos y perseveramos en ello solo PARA QUE NOS ACEPTEN.

Olvidamos quienes somos realmente, y empezamos a vivir nuestras imágenes (porque no creamos una sino varias) y las vamos utilizando según el marco en que nos encontremos. Cuando nos relacionamos con alguien estamos proyectando una imagen distinta a lo que somos, por ello NUNCA LLEGAMOS A CONOCERNOS REALMENTE.

De pequeños aprendemos que las opiniones de todas las personas son importantes y dirigimos nuestra vida conforme a esas opiniones. Una simple opinión de alguien es capaz de hacernos caer en el más profundo de los abismos. Y esto ocurre porque estamos domesticados y esas opiniones tienen el poder de manipularnos. Por eso buscamos el reconocimiento en los otros, necesitamos el apoyo emocional de ellos, y buscamos ser aceptados por los demás.

Pero todas esas imágenes falsas que intentamos proyectar provocan un gran sufrimiento en muchos seres humanos. Las personas fingimos ser importantes, pero a la vez creemos que NO SOMOS NADA. Ponemos mucho empeño en ser alguien, en ganar reconocimiento, y en recibir la aprobación de los demás. Hacemos un gran esfuerzo por ser importantes, para triunfar, para ser poderosos, ricos, famosos pero no hay nada más estresante que no vivir en autenticidad solo para complacer a los otros y buscar su aprobación. Recuerda que tu eres SOLO UNA PERSONA y en el mundo HAY DEMASIADAS. Voy a cerrar esta parte de mis reflexiones con una frase que nunca olvido: NO SE CUAL SERA LA CLAVE DEL ÉXITO, PERO SE QUE LA DEL FRACASO ES TRATAR DE COMPLACER A TODO EL MUNDO!!!

Hasta muy pronto mi mundo rosado!!!

1 comentario:

Mr. JS dijo...

Home run con las bases llenas mista con este articulo, signo de admiracion!!!

Definitivamente la ultima frase es la que mas llama la atencion en todo el texto, por su gran veracidad:: SI uno trata de complacer a todo el mundo perderemos nuestra escencia, no sabremos quienos somos, la autenticidad estara ausente y desarrollaremos varios "yo" de acuerdo a con quien estemos en un momento determinado,,,,Creeme pase por eso:: En casa era el hijo ejemplar, en la uni el tipo cool, cherchero y jodo, en la calle el jevito come mierda q fumaba ma`q err diablo..obvio todo eso fue hasta mis 22 años aprox..ya cuando vas madurando te das cuenta de quien eres y lo que quieres..

Obvio, no es que uno deba ser rigido y no cambiar, tampoco voy con eso de que ASI SOY, LO TOMAS O LO DEJAS.."ello hay" que ser flexible, pero por uno, por crecer, por lograr, por ser...no por que otro quiera...